Viejos Lobos

El día empieza. El Sol se levanta por el lejano horizonte, y sólo observo nervios. Recuerdo mi primer día de cacería, hace ya tantos años. Era joven e ingenuo, pero aun así, tenía la energía suficiente para comerme el mundo, y de paso, un alce entero. Aquel día, el lobo mas viejo de la manada se nos acercó, y nos dio un montón de buenos consejos, un montón de palabras que, incluso ahora a mi edad, no he podido olvidar.


Esta vez me toca a mi, y con toda la sinceridad… no se qué decirles. Todos los jóvenes me respetan por la experiencia de mis años, pero si cada día que pasa aprendo cosas nuevas, ¿como voy a enseñarles yo a ellos? Son tantas cosas las que necesitan saber. Ojalá pudieran aprenderlo todo cuando nacen, pero de eso se trata vivir. Ir aprendiendo las cosas a su tiempo. Y de eso si puedo estar tranquilo, porque tenemos el mejor líder que la manada puede tener y el mejor equipo a su lado para ayudarle. De eso si puedo estar tranquilo.


Menos mal que el aire fresco de esta mañana me despeja un poco las ideas. No se lo que les voy a decir, pero si se como voy a acabar. La frase que ha regido toda mi vida: "Con la alegría de un niño y la madurez de un hombre". Espero que les ayude tanto como me ha ayudado a mi.


No se que les voy a decir, pero si se que siempre estaré ahí...

Viejos Lobos

 
Agosto 2018
<
 
>
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Nuestras fotos