Rovers

Rovers

 

El caballero rover, cansado de tanta guerra, y de un mundo tan injusto, decidió un día, que cambiaría el mundo a su manera, así que cogió su espada Tizona, se puso su capa verde, montó en su caballo y partió. Salió por la noche, para no ser visto, pues según su credo, un caballero debía actuar desde las sombras y no hacerse honores por las acciones cometidas. Mientras caminaba por una llanura a la luz de la luna, vio a lo lejos a una Manada de lobos que se le acercaban tranquilamente. Cuando estuvieron suficientemente cerca el caballero los saludó.

 

- Buenas noches, señores lobos y lobas, ¿necesitáis mi ayuda?
- Buenas señor caballero, muchas gracias pero no.

 

Un lobito se asomó por debajo del lomo de su madre y le preguntó al caballero:

 

- ¿Por que lleváis una espada y un hacha? ¿Acaso queréis hacernos daño?
- Para nada pequeño, el hacha es para abrirse paso ante las dificultades, y la espada para proteger al indefenso
- ¡Ah! ¡menos mal! Ya me estaba poniendo nervioso
- Jajaja, sin más que añadir, ¡buena caza y largas lunas!
- ¡Buena caza y largas lunas!

 

Y continuó su camino. Mientras caminaba iba pensando cómo cambiaría el mundo si sólo era una persona, y podía hacer poco para un mundo tan grande. Anda que te andarás, llegó a una montaña, y tras bajar una cuesta se encontró con un pequeño campamento. En el un explorador comía su cena cabizbajo.

 

- ¡Saludos explorador!
- ¡Encantado de conoceros!
- ¿Os importaría si me uno a vos, en la cena?
- Claro que no, la comida sabe mejor si se comparte.

 

Estuvieron charlando durante un largo tiempo.

 

- Decidme caballero, ¿qué os impulsa a caminar a estas horas con ese pañuelo tan raro en el cuello?
- Este “pañuelo” tan raro que dices, los colores tienen un significado especial, siendo el rojo la fuerza, que acompaña al caballero cada día, para afrontar peligros y adversidades, y el blanco de la pureza, que simboliza la paz interior del caballero que transmite a su entorno.
- ¡Ah! ¡Qué interesante! Y ¿qué edad tiene usted?, si no indiscreción.
- La edad hace tiempo que la olvidé, pero debo tener entre los 18 y los 20 años, no lo sé con exactitud. Bueno, ha sido un placer cenar con usted, pero he de continuar mi camino.
- ¿A estas horas? Tome una vela y fuego, que la luna se está escondiendo.
- Gracias, pero no es necesario, ya llevo yo una, es esta.
- ¡Uy!¡Que símbolo tan raro! Parece una flor, ¿qué significa?
- Efectivamente, es una flor de lis, en ella se representa las tres virtudes del escultismo, lealtad abnegación y pureza.
- Bueno, déjeme que le recomiende que llegado a la bifurcación que hay más adelante, coja el camino de la derecha, que a la izquierda lleva un camino a ninguna parte
- Gracias por el consejo, lo tendré en cuenta.

 

Se despidieron y el caballero continuó su camino. Había aprendido mucho hablando con aquél explorador. Había empezado a entender que para cambiar el mundo se necesitaba de mucha gente, y que el sentimiento de camiar el mundo perdurase.
Caminando, caminando, se encontró con un grupo de aventureros que se dirigían al camino de la izquierda.

 

- ¡Atentos aventureros! ¡No debéis escoger ese camino! No lleva a ninguna parte.
- Por eso mismo vamos, señor Caballero, no es posible que el camino lleve a ninguna parte. Por cierto, nunca antes había visto un caballero como usted, ¿Cuál es el lema de su orden?
- Servir
- ¿Le gustaría unirse a nosotros?
- Claro, siempre que sea de ayuda

 

Entonces lo comprendió, su mundo ideal se podía llevar a cabo, si mucha gente se unía con los ideales que le habían enseñado.

 

El rastro de aquel caballero desaparece tras aquella conversación, pero su ejemplo sirvió a otros muchos caballeros que se unieron para crear un mundo mejor.

 
Junio 2018
<
 
>
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Nuestras fotos